Skip to content
Skip to content

Newsletter LIMERICK Bilingual School

Bienvenidos      Welcome      Bem vindos      Fàilte
Ver todas las noticias

Nuevas experiencias y conocimiento para mejorar la labor educativa

La educación en Catalunya, España, se transformó positivamente en los últimos años. Los directivos de Colegio Limerick participaron de una capacitación en Barcelona para observar este enriquecedor proceso.

Los directivos del Colegio participaron de una Capacitación de excelencia dictada en Barcelona, por la institución EPEA (Establecimientos Privados Educativos Asociados), cuya misión es la defensa de la libertad de enseñanza. En este encuentro denominado “Experiencia Directa y Capacitación”, en el que participaron representantes de prestigiosos colegios argentinos, se ofrecieron herramientas que ayudan al mejor funcionamiento de los establecimientos educativos. Se basan en el Programa EscolaNova21, adoptado por 480 instituciones locales, con el objetivo de cambiar el paradigma educativo de Catalunya.

La delegación argentina en Barcelona estuvo integrada por los directivos del Colegio Limerick y representantes de los Colegios: Cardenal Newman, Instituto Bayard, Lincoln, Goethe Schule, Northlands, San Andrés, Saint Mary of de Hills, entre otros.

¿Cómo es la enseñanza?

El Programa impulsado en las escuelas de Barcelona coloca al alumno en el centro del aprendizaje: “El niño es el centro, y el eje del trabajo es la estimulación temprana. Los especialistas expresaron que toda estimulación que se ofrezca al alumno en el Nivel Inicial hasta los 6 años, es imprescindible para el futuro aprendizaje, tanto en Primaria como en Nivel Medio”, explica Ana María Rodríguez, directora del Colegio, y agrega que la estimulación se proyecta a través de distintas herramientas: “Vimos alumnos de Preescolar tocando el violín, y clases de estimulación en motricidad a partir de la natación”. A su vez, destaca que trabajan con las inteligencias múltiples, como la cognitiva, emocional, lúdica, sensorial, auditiva, entre otras, y que ponen el acento en qué áreas puede desarrollarse mejor cada chico, entendiendo justamente que la vida humana requiere del desarrollo de varios tipos de inteligencia: “Es decir, cada niño puede destacarse en algún área y, desde el colegio, buscan estimular y potenciar esa inteligencia. El trabajo siempre es cooperativo, nunca individual. Trabajan por proyectos, con un tiempo de duración”.

Ana María Rodríguez subraya algunos conceptos que llamaron la atención del grupo docente argentino: “Son muy abiertos, pudimos observar las distintas clases, y en ningún caso los docentes o los alumnos dieron importancia a nuestra presencia, sino que siguieron atentos a sus tareas. La escuela está abierta al padre o a quién quiera observar. Nada es conductista”. La curricula incluye tres lenguas: Catalán, Castellano e Inglés, y llegan a un excelente nivel ya en Preescolar. Tienen grandes avances con la Lectoescritura desde los primeros niveles, y poseen por ejemplo clases de Robótica, con importantes proyectos tanto en Primaria y Secundaria.

Dice: “Algo que nos sorprendió es que tienen menos personal, todos los maestros demuestran gran dominio del grupo, que está integrado en todos los casos por alrededor de 30 chicos. Los alumnos se manejan dentro de las instituciones con mucha libertad, y a la vez son muy disciplinados. Por ejemplo, no vimos personal de limpieza, sin embargo, las escuelas están impecables, es decir, los niños no ensucian, no tiran papeles, saben usar el baño… Nunca se escucha una voz más elevada que la otra. Y no es que la sociedad de Barcelona sea diferente a la nuestra… Ellos dicen que la base del éxito del Proyecto está en el Jardín”, reflexiona.

Teoría y práctica

En este marco, durante una semana, el grupo argentino en España visitó cinco escuelas de impecable trayectoria, orientadas a distintos segmentos, tanto privadas como consagradas (parroquiales parcialmente subvencionadas) y públicas. Participaron de charlas dictadas por importantes especialistas, entre lo que se destacaron la Madre Monserrat Del Pozo y Boris Mir, quienes se refirieron especialmente a la inclusión e innovación educativa.

Los 35 directivos docentes visitaron el Colegio Montserrat, fundado en 1926, por una congregación religiosa. En esta institución modelo se comparten espacios abiertos, vidriados y aireados. Todas las mesas tienen ruedas. Hay sectores de arte, lectura y descanso. El ajedrez se juega de 3 a 12 años, dentro del área de matemáticas, como una forma lúdica que atraviesa los contenidos curriculares. Los alumnos de primaria realizan drama, arte, periodismo, película y emprendimiento social en los tres idiomas: catalán, castellano e inglés.

También recorrieron el Colegio Mare de Déu dels Angels, que forma parte de la red de colegios innovadores de Barcelona, con más de 120 años de antigüedad. Todos los días se reciben a los alumnos de Nivel Inicial y Primario con una lectura de cuentos y una representación teatral que hacen los propios docentes. Canciones, cuento, natación y recreación son actividades diarias que se desarrollan con el objetivo primario de la estimulación temprana. El proyecto educativo de este colegio se resume con la siguiente frase: “La primera innovación es querer a tu alumno”.

A su vez, visitaron la escuela pública Les Vinyes, que tiene alumnos de 3 a 16 años, y está ubicada en un barrio alejando de clase trabajadora. Su proyecto educativo prioriza los siguientes conceptos: que el aprendizaje sea de naturaleza social; las emociones son esenciales para el aprendizaje; y el aprendizaje es personalizado.

Pensar en el futuro

Después de esta experiencia, los directivos de Limerick, junto a su cuerpo docente, evaluarán distintas alternativas para mejorar el propio proyecto educativo, siempre respetando la misión original de la institución. La experiencia también sirvió para corroborar que algunas de las alternativas que el Colegio Limerick tiene incorporada a su curricula, como el Green Day, son excelentes métodos de enseñanza.

Ver más